Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA



  





Júpiter estuvo a punto de ser una estrella
Júpiter estuvo a punto de ser una estrella

Viviendo bajo el agua para viajar al espacio
Bajo el agua para viajar a un asteroide

Comparación del Sol con la Superluna
random image


Buscar entre los 1184 artículos de la web



Como medir el cielo

Categoría: Guías y planisferios | 9 Comentarios »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on Facebook37Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Para identificar una estrella o un planeta hay que saber estimar posiciones en el cielo, así como familiarizarse con la escala astronómica de brillos. Una vez hecho esto, los datos de un anuario astronómico, tales como «Júpiter 5°, al norte de la Luna, brilla con magnitud -2.5», dejan de parecer una jerga y se convierten en información útil.

Como medir el cielo Muchos se preguntarán como describir por ejemplo, el tamaño de la Osa Mayor o su situación. En astronomía se utilizan grados angulares. Un ángulo de 90 grados (abreviado 90°) cubre la distancia entre el horizonte y el cenit, que es el punto situado arriba en la vertical. Un ángulo de 45 grados nos lleva a media altura en el cielo. Si se abre la mano del todo con el brazo extendido, la distancia entre las puntas de los dedos meñique y pulgar cubre unos 25 grados. Este es también el tamaño de la Osa Mayor, y sólo un poco menos de la distancia que media entre la estrella Polar y las dos estrellas de la Osa Mayor que apuntan hacia ella.
El puño, con el brazo extendido, tiene 10 grados de anchura, mientras que el grosor del dedo pulgar corresponde a unos 2 grados. Mucha gente piensa que la Luna tiene más o menos la anchura del pulgar, pero si se hace la prueba se constata que la Luna es cuatro veces menor. 1..1 Luna mide sólo medio grado, o 30 minutos de arco (abreviado 30′). El ángulo más pequeño que se puede llegar a discernir (o «resolver», en la terminología astronómica) a simple vista mide alrededor de un minuto de arco, o 60 segundos de arco (60″). El objeto más pequeño que puede resolverse con telescopios portátiles mide aproximadamente 1 segundo de arco (1″).

UNA CUESTIÓN DE MAGNITUD

Tabla de MagnitudesEl sistema para medir el brillo de las estrellas data del siglo II a. C. y se debe al astrónomo griego Hiparco, que clasificó las estrellas más brillantes perceptibles a simple vista como de 1ª magnitud, y las más débiles como de 6ª magnitud. El sistema de magnitudes actual se ha ampliado a objetos más débiles y más brillantes, pero la regla sigue siendo la misma: cuanto más débil sea un objeto, mayor es su magnitud. Los astros muy brillantes tienen magnitudes negativas. El Sol refulge con magnitud -26.8. La estrella más brillante del cielo nocturno, Sirio (Sirius), luce con magnitud -1.4. Vega tiene magnitud 0. Las estrellas de la Osa Mayor tienen magnitud en torno a 2, mientras que los objetos más débiles que pueden detectarse con los grandes telescopios poseen magnitudes en torno a +30. Una diferencia de 5 magnitudes implica una diferencia de 100 veces en brillo.

BRILLO ABSOLUTO

¿Es el Sol realmente la estrella más brillante del cielo? Supongamos que colocáramos todas las estrellas a la misma distancia de nosotros y luego midiéramos sus brillos. Así se obtendría la denominada magnitud absoluta. A pesar de haber eliminado el efecto de la distancia, todavía veríamos que las estrellas difieren bastante entre sí en cuanto a brillo.
En astronomía se define la magnitud absoluta de una estrella como la magnitud aparente que mostraría si se la colocara a una distancia de 10 pársecs, o 32.6 años luz. El Sol brillaría con una magnitud absoluta +4.8, casi 10 magnitudes (10.000 veces) más débil que la estrella supergigante Betelgueuse (Betelgeuse), cuya magnitud absoluta es -5.0.

Si te gusta compártelo...Share on Facebook37Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

¿Quieres saber más?


  • Oscar Bonilla Pardo

    Reciban un saludo desde Bogotá.

    Realmente una lección magistral : concisa, profunda e ilustrativa; felicitaciones para Juan Miguel y para Hiparco (su legado de más de 2000 años está vigente y como la voz de Carlos Gardel, cada vez canta mejor).

    Gracias.

  • Pingback: Como medir el cielo()

  • CASIOPEA

    interesante para observar el cielo, mejor dicho para localizar mejor las constelaciones 🙂 nos será util, por lo menos a mi, 😛 explicativo y didáctico, pero me gustaría no sé, para localizar las estrellas así un objeto específico (si lo hay claro) aunque supongo que para observar el cielo estarán las coordenadas N;S y desde ahí para adelante.
    me gustó el tema que pusiste sobre las magnitudes “aparentes” de una estrella.. se ve que casi toda la ciencia de la astronomía tanto como la observación de la misma, se cogieron del mundo antigüo, en este caso creo que de los griegos..
    bueno saludos desde galicia, lástima que para disfrutar del cielo nocturno a veces en el invierno no sea posible por causa del mal tiempo y esperar al verano, aunque creo que las mejores constelaciones se dan en verano no??
    bueno para no enrollarme más jeje os dejo aki mi comentario.. pasaré aki todos los días para ver las nuevas de este mundo maravilloso, que aun nos keda tanto por descubrir :).
    saludos!!!!

  • Un articulo muy interesante, te felicito.
    Un saludo

  • Pingback: Tus Feeds Semana XI()

  • Pera de contaminación lumínica. A pesar de todas tus esplicaciones, en la ciudad como mucho puedo medir las FAROLAS.:)
    Interesante y currado post, felicidades.
    Saludos avinagrados.

  • @Oscar Bonilla me alegra que te haya gustado el artículo. Gracias por tu comentario.
    @Casiopea es un placer tenerte entre los comentaristas más fieles. Espero que este artículo te facilite ubicarte en el cielo para así poder encontrar más fácilmente las constelaciones. Respecto a lo de la belleza del cielo de verano, debo decirte que es cuestión de gustos. Personalmente prefiero el cielo de invierno gobernado por mi constelación favorita “Orión”.
    @Elena gracias por registrar tu comentario. Me alegra verte por aquí.
    @senovilla tienes toda la razón, la contaminación lumínica cada vez es mayor, y próximamente sólo podremos medir la luz de las farolas tal y como dices… Pero esperemos que para el año 2009 que es el año de la astronomía, sea más fácil luchar contra este problema.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.
    Un gran saludo.

  • melany

    es una pelotudes esa info necesito otra

  • Pingback: Experimento de astronomía 3: Crear un compás astronómico | astroyciencia.com()