Ío, Luna de Júpiter

Imagen de Ío, Luna de JúpiterÍo es el más interior de los cuatro grandes satélites «galileanos» de Júpiter. Orbita a 421.000 m de su tormentoso planeta padre y es un mundo distinto a todos los demás del sistema solar. La superficie es una mezcla moteada de amarillos, anaranjados y pardos, cuyo aspecto algunos han comparado con el de una pizza. Sin embargo, los estudios sobre la composición de la superficie muestran que, a pesar de los cambios de coloración, la mayor parte de ella está cubierta por un único elemento, el azufre. Gracias a su inusual química, el azufre puede adoptar diversas formas, llamadas estados alótropos, con distintas texturas y colores.
En 1.979, Voyager I se convirtió en la primera sonda espacial en efectuar una aproximación a Ío. Cuando el equipo de observación volvió las cámaras de la sonda para enfocar la cara nocturna del satélite mientras lo dejaba atrás, descubrió con asombro, cerca del limbo, una enorme fuente eruptiva que arrojaba material al espacio; expulsado a gran altitud sobre la superficie, este material era iluminado por el Sol. Era el primer volcán activo que se descubría en otro mundo y se hallaba en una luna que, en teoría, debería haberse enfriado y solidificado hace mucho.

Posteriores estudios llevados a cabo por la s sondas Voyager II y Galileo – ésta en órbita alrededor de Júpiter – han revelado que Ío es el mundo con el vulcanismo más activo del sistema solar, mucho más acusado que el que se observa en la Tierra y en los otros mundos volcánicos que se han descubierto desde entonces. ¿Cómo puede guardar su interior el calor necesario para producir estos volcanes?
La clave está en las fuerzas de marea que se generan en el satélite al orbitar Júpiter. La inmensa gravedad de su planeta padre tira de Ío en una dirección y otra a lo largo de su periodo orbital de 42,5 horas y, como la forma de la luna se ve distorsionada, la fricción entre las rocas genera calor, el suficiente para mantener fundido el núcleo mucho tiempo después de que, por su tamaño, ya debería haberse enfriado y solidificado.Volcán Pillan Patera en Ío
En Ío parecen producirse dos tipos de actividad volcánica. Por una parte, chorros de azufre líquido brotan por las fisuras de la superficie, se alzan a gran altura sobre el satélite y vuelven a caer al suelo, cubriendo el paisaje con una gama de compuestos basados en el azufre. Sé cree que estos penachos volcánicos se originan de forma parecida a los géiseres terrestres: en este caso, se trataría de regiones donde depósitos subterráneos de dióxido de azufre líquido se «sobrecalientan» al contacto con bolsas de lava. Atrapado bajo la superficie, el dióxido de azufre se mantiene en forma líquida aunque se caliente por encima del punto de ebullición; en cambio, donde encuentra un punto débil y alcanza la superficie, hierve y sale despedido hacia el espacio con resultados espectaculares y explosivos. Cuando el material del penacho desciende de nuevo a la superficie forma vistosas escarchas a menudo en manchas circulares alrededor del punto de emisión.

En el resto del satélite, grandes porciones de a superficie se hunden y se hunden para dejar a la vista lagos de lava sulfurosa fundida. El azufre que escapa de estas calderas volcánicas puede renovar la superficie de grande-áreas. Ío presenta 200, al menos, de tales calderas de más de 20 km de diámetro. Según algunos cálculos, los volcanes de Ío emiten cien veces más material que el conjunto de los activos en la Tierra, suficiente para cubrir el satélite entero con una capa de material nuevo de entre 1 mm y 1 cm cada año y para borrar cualquier rastro de cráteres en apenas unos siglos.
No todo el azufre que es expelido a los negros cielos de Ío vuelve a caer a su superficie. Una parte adquiere suficiente energía para escapar definitivamente de la gravedad del satélite, aunque sigue atrapada en órbita alrededor de Júpiter. El campo magnético de éste la canaliza hacia un anillo en forma de rosquilla de partículas de azufre con carga eléctrica que comparte órbita con Ío.

Datos de Ío

Máxima proximidad a Júpiter: 420 mil kilómetros
Máxima distancia a Júpiter: 423 mil kilómetros
Diámetro: 3.643 kilómetros
Masa: 0,0149 Tierras
Periodo orbital: 1.769 días terrestres
Temperatura media en la superficie: -143º C.
Gravedad media en la superficie: 0.183 respecto a la Tierra

6 comentarios sobre “Ío, Luna de Júpiter

  • el 7 abril, 2008 a las 4:59
    Permalink

    interesante artículo sobre Ío, no sabía mucho de la información de este planeta salvo su característico color; debido al azufre.
    te tengo que decir algo, visité la página que tienes aquí en tu web, novaciencia, y tienes razón en lo que dices que no sabes como es capaz de enterarse de todas las novedades científicas, pero bueno a lo que vamos…
    también se dice, que júpiter es una estrella fallada, ya que no tiene la suficiente capacidad de masa para desarrollarse como estrella.
    y parece increíble que las ondas magnéticas del planeta «vecino» produzcan semejantes efectos sobre Ío, la verdad eso si que me sorprendió, 😛
    bueno solamente decirte que espero que recibas más premios, ya me he enterado algo mejor por tus artículos, 😛 y bueno espero que recibas muchos más, porque esta es la mejor web de astronomía que hay por el momento, ya que muestras la información didáctica y fácil de entender para todo el mundo y como dices accesible a todos…
    permiteme darte una sugerencia..(aunque claro no sé si viste algo en el foro) crear una categoría sobre marte, es decir, noticias, tamaño, etc.. ya sé que resulta bastante trabajoso, pero sería bastante bonito conocer nuestro planeta vecino 😀
    bueno,ya ves que cuando puedo siempre vengo a hechar un vistazo a los artículos que publicas, siempre me gustan, aunque claro está los hay que no me gustan tanto, jajaja, bueno nada más si no me enrollo 😛 unos saludos desde galicia, aqui tienes una fiel observadora de tu web, (claro mientras tenga internet en casa 😛 ).
    bueno saludos y hasta pronto 😉 😉

  • el 12 septiembre, 2008 a las 2:12
    Permalink

    el contenido esta locazo pero cual es el nombre de la luna de jupiter
    aun es un misterio para mi
    ESTA LOCAZO

  • el 30 agosto, 2011 a las 15:15
    Permalink

    ¿Ío puede tener algún indicio de atmósfera?
    Y lo que más interesante me parece:¿Su vulcanismo seguirá activo mucho tiempo o se extinguirá en un período relativamente corto?

  • Pingback:¿Hay un nombre oficial para la Luna? | astroyciencia.com

  • Pingback:¿Qué es la fuerza de marea? | astroyciencia.com

  • Pingback:Volcán de Io, luna de Júpiter | astroyciencia.com

Comentarios cerrados.