Cuando el huracán impacta

Los huracanes son una de las fuerzas más destructivas de la naturaleza. Los vientos de estos poderosos sistemas pueden alcanzar los 300 km/h. A pesar de que los tornados pueden provocar vientos más fuertes, es rara la vez que duran más de unas pocas horas; mientras que los huracanes pueden mantenerse durante semanas. Las crónicas de las terribles consecuencias de los huracanes tienen miles de años de antigüedad: flotas enteras hundidas y ciudades destruidas bajo vientos inmisericordes y montañas de agua salada. La expresión japonesa kami-kazi, que significa «vientos divinos», hace referencia a las tormentas huracanadas que hundieron los barcos del emperador mongol Kublai Khan en 1274 y 1281 cuando se preparaba para atacar Japón. Los daños provocados por un huracán pueden ir desde la devastación total hasta incomodidades mínimas. Los peores casos suelen darse cuando una tromba marina aumenta el nivel del mar a medida que el huracán se aproxima a la costa, bahía o isla. La altura y peligrosidad potencial de las trombas marinas depende de la inclinación del fondo marino a lo largo de la costa. A medida que los huracanes se internan en tierra firme, se convierten en sistemas de baja presión o borrascas. A menudo esto acarrea intensas lluvias que pueden provocar grandes inundaciones.

La furia del huracán

Impacto de un huracán contra un barco

Las poderosas olas que provoca un huracán pueden extenderse miles de kilómetros en todas direcciones. El huracán Iris rodeó Jamaica en su camino hacia la península de Yucatán, México, en octubre de 2001. Sus olas eran lo suficientemente poderosas para hacer encallar a este gran carguero en el puerto de Kingston.

Encallado entre vegetación

Barco encallado entre la vegetación

La furia de un huracán puede hacer que el mar penetre muchos kilómetros tierra adentro, algo que queda totalmente demostrado en esta imagen de un yate que ha sido arrastrado hasta alguna parte de la marisma de Everglades, en Florida, EE. UU., en 1992 por el huracán Andrew.

Bosques devastados

bosque devastado tras un huracán

Bosques enteros, como éste de Kent, fueron devastados en octubre de 1987 durante la tormenta de más intensidad que había asolado el sur de Inglaterra en casi trescientos años.

Extratropical

Extratropical

Con las condiciones necesarias, los acusados sistemas de baja presión, fuera de los trópicos, pueden resultar tan peligrosos como los huracanes tropicales de categoría media. Esta embarcación fue una de las que sufrieron daños cuando una tormenta extra-tropical asoló el puerto de Padanaram, Massachusetts, EE. UU. Los barcos de recreo son muy vulnerables a los vientos y mareas.

2 comentarios sobre “Cuando el huracán impacta

  • el 12 septiembre, 2008 a las 10:48
    Permalink

    Hay que reconocer que impresionan las fotos, no me gustaría estar en ese momento allí, pobre la gente que tenga que soportar eso.
    Un saludo:

    cleo

  • el 20 octubre, 2008 a las 9:53
    Permalink

    Es durísimo, me ha sobrecogido leer este articulo. La verdad que esto te hace recordar las tragedias que hemos visto en TV y que afortunadamente no hemos tenido que pasar en algunas zonas. También deja en evidencia los insignificantes que somos ante el poder de los elementos de la naturaleza.

    Hasta pronto.

Comentarios cerrados.