Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA

  • casiopea (141)
  • Oscar Bonilla Pardo (73)
  • Altair (67)
  • MARIA (54)
  • Elena (47)
  • erickqfb (45)
  • jose (42)
  • anonimo (37)
  • Carlos (36)
  • Estefy (36)


  





Hiparco de Nicea (190 - 120 a.C.)
Hiparco de Nicea (190 - 120 a.C.)

Las capas externas de la Tierra
Las capas externas de la Tierra

Historia de la constelación de Erídano
Figura de la constelación de Erídano


Buscar entre los 1177 artículos de la web



Antigüedad de la vida sobre la Tierra

Categoría: Planeta Tierra | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Para poder saber cuándo empezó la vida se han buscado sus restos en las rocas del Arcaico. Evidentemente, lo que buscamos en esas rocas son formas microscópicas esferoidales o alargadas que, de algún modo, nos recuerden las células actuales.
Estas formas se encuentran con relativa frecuencia en las rocas más antiguas, pero no podemos asignarles origen biológico sin temor a equivocamos. En primer lugar, se han obtenido formas similares a las supuestamente biológicas cuando se cristalizan en el laboratorio materiales silíceos, en condiciones parecidas a las de la Tierra primitiva y en ausencia de materia orgánica, y en segundo lugar, las rocas antiguas han sufrido procesos metamórficos, durante los cuales estuvieron sometidas a temperaturas frecuentemente superiores a los 800 °C, unas condiciones que habrían destruido las moléculas de carbono y los pequeños orgánulos vitales. Por ello, es difícil asegurar lo que es una verdadera muestra de vida arcaica y lo que es un símil de forma vital; de hecho, aunque se han presentado un gran número de supuestos microorganismos del pasado, por una u otra razón, la mayoría de estas formas acaban siendo atribuidas a formaciones minerales sin relación con fenómenos biológicos.
Fósil más antiguo encontrado en Apex (Australia)Hablando en términos microscópicos, el fósil más antiguo conocido está datado en algo más de 3.500 millones de años y ha sido encontrado en Apex (Australia Occidental). Su descubridor, Schopf, indicó que la forma de los microfósiles coincide con la de las cianobacterias actuales y, como ellas, tendrían pared celular y realizarían la fotosíntesis. Si esto fuera cierto, el organismo poseía ya una enorme complejidad.
Para algunos, la afirmación de Schopf implica un tiempo excesivamente corto para la aparición de la fotosíntesis y, argumentando que el parecido morfológico no tiene por qué implicar una identidad funcional, prefieren retrasar el tiempo de aparición de la fotosíntesis hasta hace unos 3.000 a 2.700 millones de años.
El problema es que la fotosíntesis es un proceso muy complicado, en el que participan muchos enzimas, y suponemos que antes de que aparecieran los organismos fotosintéticos debieron existir otros más sencillos, que se alimentasen absorbiendo la materia orgánica circundante.
Otra de las pruebas más antiguas que evidencian actividad biológica son los estromatolitos: formaciones macroscópicas minerales, silíceas o carbonatadas, semiesféricas y con laminación concéntrica. Estas estructuras se forman en la actualidad en zonas acuáticas de poca profundidad y están originadas por bacterias verdeazuladas (llamadas también cianobacterias o algas verdeazuladas). Los estromatolitos más antiguos tienen una edad de 3.500 millones de años y se han encontrado en Australia y el sur de África.
Aunque éstos son los fósiles más antiguos, pensamos que debieron existir seres aún más primitivos, pero ante la ausencia de datos hacemos un promedio, aceptando que el paso de la evolución estrictamente química a la biológica ocurrió hace unos 4.000 a 3.800 millones de años. Un momento crucial, a partir del cual comenzaría la evolución biológica.

Si te gusta compártelo...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

¿Quieres saber más?