El Cosmos y la vida – Artículo ofrecido por Adrián Horacio Gabriele

El pasado 28 de Septiembre de 2011 nuestro amigo Adrián Horacio Gabriele, compartió con todos nosotros un artículo muy interesante, donde nos hablaba sobre su interesante perspectiva del Big Bang –¿Por qué el Big Bang?-.
Os recuerdo que Adrián es un astrónomo aficionado y que lleva años divulgando este tema, a través de charlas, cursos y artículos publicados en diferentes periódicos. Además es escritor del libro «El cielo para todo» de la Editorial Cantaro.

Pues bien, ha vuelto a enviarnos un artículo muy interesante Titulado «El Cosmos y la vida». Este artículo ha sido publicado en el diario local de su ciudad y en el Diario Mar del Plata. Adrián nos invita a un viaje a través del Cosmos donde nos explicará como a pesar de la inmensidad de éste, según las estadísticas, la existencia de una estrella como nuestro Sol es sólo de 1 entre un millón de estrellas por galaxia (recordar que el Sol es la base de la existencia de la vida en la Tierra). Bien, pues después de que la Tierra superase todas estas complicadas condiciones para la existencia de la vida, haremos un recorrido por la evolución del hombre. Muy Interesante.

Explosión de una supernova

Del cosmos y la vida

De la observación y análisis de la constante evolución del ente “materia-energía” en todo el Cosmos sin fin, se percibe que todos los procesos responden a periodos cíclicos exponenciales, es decir, que en tiempo cósmico todo comienza muy lentamente y luego se acelera hasta un clímax, generando así un gran salto evolutivo.-
A partir del elemento primordial que inunda todo el espacio (Hidrógeno 90% y Helio 10%), se da una larga serie de acontecimientos, como las diversidades de nebulosas, cúmulos, estrellas, galaxias, cuásares, neutrónicas, agujeros negros, púlsares etc.-
En todos los procesos y de los estudios de la astrofísica surge una realidad que es realmente de carácter milagroso. Ello consiste en que todo responde a un solo lenguaje físico químico y nuclear, y compuesto el mismo de distinto alfabetos o códigos para cada estadio de la evolución, ello a partir de las partículas elementales, átomos, moléculas y hasta toda la materia existente. Es decir que la naturaleza toda esta ya estructurada como respondiendo a una inteligencia cósmica, como decir a Dios.- En este escenario, el fenómeno de la vida existe en virtud de que de las miles de millones de estrellas de una galaxia (universo), solo menos del uno por ciento son estrellas súper gigantes, que precisamente son las que generan el abono de la vida. Estas estrellas de gran masa duran muy poco tiempo cósmico (3000 a 5000 millones de años), y también en una rápida evolución exponencial terminan en la explosión más gigantesca vista
hasta ahora, denominada de Supernova. Uno de los grandes enigmas para la ciencia es que después de esos miles de millones de años, solo en el momento de la explosión, en fracciones de segundos se sintetizan misteriosamente todos los elementos químicos pesados (a partir del hierro). Y hay más, estos elementos químicos que son siempre los mismos, se dan en la misma proporción en cualquier parte del cosmos que se de este fenómeno de supernova. Luego, producto de la explosión los elementos se expanden en pocas nebulosas particulares, que con el tiempo se concentraran formando estrellas como nuestro Sol, y con esa química presente en sus planetas. De estas estrellas especiales como el Sol, y por una larga serie de razones astrofísicas, se estima estadísticamente la existencia de solo una en un millón en una galaxia (universo).-

Impredecible

De esta realidad cósmica, va esta reflexión. Se necesitaron un millón de años para que el hombre se civilizara y luego llegara al año 1850 con mil millones de habitantes. Resulta que en la actualidad, en solo 200 años se llegará al año 2050 con ocho o diez mil millones. Es decir, una curva de crecimiento exponencial violenta y con un final impredecible.-
Sin ir lejos en esos clímax evolutivos de la historia, tenemos que a la par del crecimiento vegetativo del hombre, creció rápidamente el avance tecnológico mecanicista de los siglos 18 y 19, provocando bruscas alteraciones de la vida social, generando así grandes conmociones políticas que desencadenaron en la terrible primera guerra mundial. Pasada esa catástrofe sobrevino un nuevo y mejor régimen de vida tranquila. Luego con el nuevo avance de la electrónica, las comunicaciones y demás, otra vez y exponencialmente se repitió el mismo fenómeno explotando en forma más violenta y dramática en la segunda guerra mundial. A continuación se dio una reorganización mundial y otra gran mejora del habitad de estilo moderno de la vida actual. Es decir, a cada implosión un nuevo habitad.-
Es por ello que se destaca, que hoy en día ya están apareciendo síntomas preocupantes que hacen pensar en una repetición de estos ciclos violentos. A tal efecto cabe el preguntarse como puede ser que a pesar de tanta tecnología en controles en todos los ámbitos, las crisis financieras en los países llamados “desarrollados” se dan cada vez más seguido. Como puede ser que las diferencias sociales son cada vez mayores. Como puede ser que ante la evolución intrínseca del planeta no se puede controlar la presión de cerca de cien millones de personas que hoy viven el drama de la migración a otros países. Como puede ser que por la gula consumista de las llamadas “sociedades de consumo” se esta arrasando el planeta por necesidades superfluas para una normal existencia, en donde no solo habría que agregar años a la vida, sino también vida a los años.-

Atando cabos

Ampliando estas reflexiones, me permito mencionar en pocas palabras los análisis de solo tres de los muchos científicos y sus obras
Best-seller.-
El astrofísico y biólogo canadiense HUBERT REEVES en su obra “EL SENTIDO DEL UNIVERSO”, desarrolla entre tantos, el tema de la “pirámide de la complejidad de la vida”. Esta establece que “la inteligencia no hace al sentido”, que cuando una especie de vida crece, y a grandes sobresaltos desarrolla su inteligencia, se hace más competitiva, esto conduce inconcientemente a la discriminación, efecto este que termina con la rotura de los vínculos incluso familiares. Como toda especie, termina cayendo por su propio peso y desaparece o vuelve a ser primitiva.
No obstante, expone sus dudas sobre si se dará la pulsión de vida o pulsión de muerte en la especie humana.-
El astrofísico Ingles FRED HOYLE en su obra “EL UNIVERSO INTELIGENTE”, predice que la inteligencia cósmica ya sabía de antemano la aparición de la especie humana y su destino. Que la vida se da en todas partes como un parámetro cósmico más. Que ese fluido inteligente avanza como una ola haciendo y deshaciendo a su paso y a grandes pulsiones a todos los componentes de la naturaleza toda, y respondiendo siempre a un único lenguaje.-
El astrofísico Estadounidense MURRAY GELL MANN, premio Novel de física 1969 en su obra “EL QUARK Y EL JAGUAR”, esta de acuerdo como todos los demás en que la evolución solo es posible en lo que el denomina “la fertilidad de los desequilibrios”. Es decir que todo cambio es a cuestas de fuertes y dolorosos partos. Pero, asegura que como al hombre al parecer todavía no usa su total capacidad cerebral, que a sobre saltos ira incorporando, al final sobrevivirá. Que la moral y la ética no dependen de la enseñanza, sino que son virtudes que ya están un nuestro interior y que afloraran naturalmente por esa futura incorporación de inteligencia mencionada.-
En definitiva, y descartando las predicciones apocalípticas y sensacionalistas de algunos, en el ambiente científico serio se predicen futuros dolorosos partos. En la actualidad tenemos que, si de todos los males ambientales y sociales proyectamos todas las curvas en una sola promedio, la misma resulta muy exponencial acercándose ya a la vertical, y por consiguiente al próximo clímax.-
Es evidente que en el trajinar de la vida diaria muchas personas no piensan en estas cosas y dirán, hoy estoy bien, para que pensar en lo que va a pasar. De todos modos cabe el preguntarse ¿será verdad lo que dicen los que saben?, ¿será ese el futuro de nuestros nietos, tal como siempre ya pasó en el pasado?, ¿será inevitable un clímax en un futuro ya muy cerca?. Los argumentos sobre este tema son por demás extensos, así que lo dejamos ahí.-

De lo ligeramente expuesto, espero la ayuda de la mejor opinión de aquel lector que se interese en el asunto, para lograr así el seguir ATANDO CABOS.-

-Adrián es un placer poder publicar tus artículos en astroyciencia.com. Gracias por compartir tus conocimientos con nosotros.-