La central solar

El Sol, la fuente de casi toda la energía de la Tierra, es una bola enorme de gas que contiene el 99,9 % de la masa del Sistema Solar. Es una estrella típica de mediana edad y su resplandor se debe a las reacciones termonucleares que se producen en su núcleo. Cuando se fusionan átomos de hidrógeno y se forman átomos de helio, más pesados, se liberan enormes cantidades de radiación electromagnética que se desplazan lentamente hacia la superficie. Aproximadamente el 46 % de la radiación solar se percibe en forma de luz, mientras que una cantidad análoga se emite en la zona del infrarrojo que percibimos como calor. El resto es radiación de rayos ultravioleta. El Sol también emite un fluio constante de partículas de alta energía que forman parte del viento solar.

ERUPCIONES SOLARES

Registradas por el telescopio Extreme Ultraviolet Imaging, el 11 de enero de 1988 aparecieron en la superficie solar tres prominencias en forma de gancho. Mucho mayores que la fierra, estas prominencias están compuestas de plasma caliente (aproximadamente a 70000 °C) curvado y retorcido por el poderoso campo magnético del Sol. Otra forma de erupción es la llama o lengua solan un fenómeno breve pero muy poderoso, en el que puede llegar a liberarse el 2 % de la energia del Sol.

El interior del Sol

El interior del Sol

Los científicos usan una técnica llamada heliosismologla para estudiar el interior del Sol. Las leves turbulencias de la superficie resuenan en las profundidades del Sol como ondas de sonido. Estas pulsaciones se miden con satélites telescopios y pueden reflejarse en un gráfico con un código de colores que ayuda a los cientificos a comprender la estructura y composición del astro.

LA ESTRUCTURA DEL SOL

El Sol está formado por capas (izquierda). Las reacciones de fusión termonuclear del núcleo producen temperaturas de aproximadamente 15 000000 °C. Esta energia del núcleo se desplaza hacia fuera a traves de la zona radiativa en forma de fotones (particulas de energia electromagnética). A continuación se enfría y sigue un movimiento de convección por la zona del mismo nombre. Cuando llega a la fotosfera (Ia superficie visible del Sol), el gas no está a más de 6000 °C. Alli, las zonas más frias forman manchas solares, y las emisiones de gas que se conocen como promi nencias forman erupciones en la superficie. La cromosfera, una capa delgada y fría rodea la fotosfera. La atmósfera exterior del Sol, la corona. alcanza 1.000.000 °C.

EL VIENTO SOLAR

Un flujo de protones y electrones llamado viento solar es arrojado al espacio desde la corona a una velocidad de 400 km/s.

Actividad solar

Actividad Solar

En la imagen, el Sol muestra la expulsión de materia; con mucha frecuencia; estas erupciones de gas van asociadas a llamas y prominencias. La expulsión de masa de la corona provoca fuertes corrientes de viento solar.

Efectos en la Tierra

Magnetosfera: Efectos en la Tierra

El viento solar (en blanco) provoca que la magnetosfera de la Tierra (las lineas azules) adopte forma de lagrimas. Las fuertes corrientes de viento solar pueden causar alteraciones geomagnéticas, como las auroras, o incluso interrumpir las redes de comunicación y suministro de energia.

2 comentarios en “La central solar

  • el 3 enero, 2012 a las 2:08
    Permalink

    contiene el 99,9 % de toda la masa del sistema solar , no lo sabia wua

  • el 3 enero, 2012 a las 10:17
    Permalink

    Sí juantheslayer, es un dato increíble que mucha gente desconoce. Todos los planetas podrían coger dentro del Sol y sobraría espacio.

    Un saludo desde el espacio.

Los comentarios están cerrados.