Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA

  • casiopea (141)
  • Oscar Bonilla Pardo (73)
  • Altair (67)
  • MARIA (53)
  • Elena (47)
  • erickqfb (45)
  • jose (39)
  • anonimo (37)
  • Carlos (36)
  • Estefy (36)


  





Observar Novas y Supernovas
Supernova 1987

La supernova 1987a: Antes y Después
Antes y después de la supernova 1987a

La vida en la Tierra
Eurypterus


Buscar entre los 1156 artículos de la web



¿Qué provoca las nubes y la lluvia?

Categoría: Meteorología | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on Facebook2Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

La respuesta es: gotitas de agua y cristales de hielo. El aire que nos rodea contiene moléculas de vapor de agua que sólo se manifiestan cuando las moléculas de vapor se unen y forman diminutas gotas de agua o minúsculos cristales de hielo.
Para que esto ocurra necesitan la ayuda de pequeñas partículas de polvo, sal procedente del aerosol marino, productos químicos variados y diminutos cristales de hielo procedentes de las nubes que están más arflba. Estas pequeñas partículas sólidas se denominan núcleos de condensación y debe haber al menos uno en el centro de cada cristal de hielo o gotita de agua. Sin ellos no habría lluvias significativas.
El aire tiene que estar un poco sucio, para que puedan formarse nubes y lluvia (o nieve).

Las posibilidades de que las moléculas de agua que están en el aire choquen y se unan son ínfimas. Necesitan algo mucho mayor que ellas (un núcleo de condensación) a lo que adherirse. Entonces empiezan a formar una gotita de agua y, cuanto mayor se hace la gota, con mayor rapidez crece. AI final será lo bastante grande como para caer de la nube en forma de gota de lluvia.

En los niveles elevados. a pesar de que la temperatura está muy por debajo de los cero grados. las moleculas de agua se unen a los cristales de hielo que encuentran y forman copos de nieve -de hecho, gran parte de la lluvia que cae empieza en forma de nieve pero se funde en su descenso-. De modo que las nubes de lluvia deben ser espesas. Tienen que ser las cuñas más o menos grandes y sólidas de nubes estratiformes que se originan en los frentes cálidos u ocluidos, o nubes de chubascos o truenos en forma de torres que pueblan las corrientes frescas e inestables o se forman en los frentes fríos.

Formación de nubes y lluvia

La parte superior de la nube tiene unos 10 kilómetros de altura y la temperatura allí arriba es de unos -40 ºC.

Así es como la lluvia se produce casi siempre, pero hay otro modo de mojarse: la llovizna. Hay llovizna cuando las gotitas de agua se unen y se hacen lo bastante grandes como para caer de las nubes. Para que esto ocurra, las nubes no deben ser demasiado espesas. Mucha de la lluvia y la llovizna que cae sobre las laderas de las formaciones montañosas procede de esta coalescencia de gotitas de agua en las nubes.

Si te gusta compártelo...Share on Facebook2Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

¿Quieres saber más?