Astronomía invisible

Sabemos que la luz visible explica sólo una minúscula parte del espectro electromagnético, y sólo en tiempos relativamente modernos hemos sido capaces de construir equipos que nos permiten estudiar lo que podemos llamar «astronomía invisible», desde las ondas de radio en un extremo del espectro hasta los rayos gamma en el otro.

Algunas investigaciones pueden realizarse desde la superficie de la Tierra. Muchas personas están familiarizadas con enormes radiotelescopios tales como el de Jodrell Bank, que tienen realmente el carácter de antenas grandes.

Astronomía Invisible

También la astronomía infrarroja puede llevarse a cabo desde la superficie de la Tierra. Sin embargo, muchas de las otras regiones del espectro electromagnético están seriamente bloqueadas por capas de la atmósfera terrestre, y eso significa que tenemos que utilizar métodos de investigación basados en el espacio, tales como sondas y satélites.
Es cierto que para casi toda la astronomía de rayos X y hay un satélite importante, el Observatorio de Rayos X Chandra, de 1999, que ha dado una gran información en esta región.

Si tuviéramos que depender solamente de la luz visible estaríamos en la situación de un pianista que está tratando de tocar un nocturno de piano al que le faltan todas las octavas salvo la central.

Un comentario sobre “Astronomía invisible

Comentarios cerrados.