La música de las esferas celestes

Según Pitágoras, los radios de las esferas giratorias, sobre las cuales se mueven circularmente los astros en su giro en torno a la Tierra, están relacionados entre sí, tal como lo están las cuerdas de un instrumento musical. Así, las distancias entre los cuerpos celestes deben corresponder a las longitudes de las cuerdas que dan las diferentes notas al sonar. Al suponer que todo el espacio está lleno de aire, la consecuencia directa de todo ello es que, al desplazarse por ese espacio, los astros producen diversas notas musicales que dan lugar así ala llamada música de las esfiras celestes, sonidos procedentes del espacio que los pitagóricos creen que se pueden escuchar en las noches muy serenas.

Las esferas celestes de Pitágoras