Se cumplen 55 años del lanzamiento del Sputnik

El 4 de octubre de 1957 se lanzó el primer satélite artificial de la historia, el Sputnik. Su misión, que tuvo una duración de tres meses, consistía en obtener información de las capas de alta intensidad de la atmósfera y la propagación de ondas de radio en la ionosfera.

El Sputnik 1, desarrollado en la Unión Soviética, era una esfera de aluminio de 58 centímetros de diámetro que llevaba cuatro antenas de 2,4 a 2,9 metros de longitud. El aparato contaba, además, con dos transmisores de radio. Los instrumentos y fuentes de energía eléctrica estaban alojadas en una cápsula y las emisiones se realizaron en grupos alternativos de 0,3 segundos de duración. El envío a tierra de la telemetría incluía datos de temperatura dentro y sobre la superficie de la esfera.

55 años del lanzamiento del Sputnik

Además, debido a que su cuerpo esférico estaba lleno de nitrógeno a presión, el satélite soviético dispuso de la primera oportunidad de detectar meteoritos, aunque no envió ningún dato sobre la presencia de alguno.

Fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), y orbitó la Tierra a una distancia de entre 938 kilóemtros en su apogeo y 214 kilómetros, en su perigeo. Su vuelta, el 3 de enero de 1958, se produjo después de haber completado alrededor de 1.400 órbitas a la Tierra, acumulando una distancia de viaje de, aproximadamente, unos 70 millones de kilómetros.

El Sputnik 1 fue el primero de varios satélites lanzados por la Unión Soviética durante su programa Sputnik, la mayoría de ellos con éxito. Le siguió el Sputnik 2, como el segundo satélite en órbita y también el primero en llevar a un animal a bordo, la perra Laika. El Sputnik 3 está considerado como uno de los “fracasos” de la agencia soviética, ya que, además el primer intento de lanzamiento no tuvo éxito y, cuando ya se encontraba en el espacio, su grabadora falló y no pudo medir la radiación de los cinturones de Van Allen.

El lanzamiento de Sputnik supuso el inicio de la guerra con Estados Unidos por ser líderes en el sector espacial. Cuando la Unión Soviética puso en órbita su primer satélite, los estadounidenses tenía preparado su aparato, el Explorer 1, pero su lanzamiento sufrió varios retrasos y no pudieron ponerlo en órbita hasta enero de 1958. A partir de ahí, ambas naciones intentaron superarse entre ellas en la exploración del espacio, culminando finalmente en el lanzamiento hacia la Luna del Apollo 11, el 16 de julio de 1969.