Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA

  • casiopea (141)
  • Oscar Bonilla Pardo (73)
  • Altair (67)
  • MARIA (54)
  • Elena (47)
  • erickqfb (45)
  • jose (42)
  • anonimo (37)
  • Carlos (36)
  • Estefy (36)


  





Las capas de la Luna
Capas de la Luna

Supernova 1987A
Supernova 1987A

Localizar la constelación de Pegaso (Peg), Andrómeda (And) y el Lagarto (Lac)
Localizar las constelaciones de Pegaso, Andrómeda y el Lagarto


Buscar entre los 1177 artículos de la web



Se cumplen 55 años del lanzamiento del Sputnik

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 4 de octubre de 1957 se lanzó el primer satélite artificial de la historia, el Sputnik. Su misión, que tuvo una duración de tres meses, consistía en obtener información de las capas de alta intensidad de la atmósfera y la propagación de ondas de radio en la ionosfera.

El Sputnik 1, desarrollado en la Unión Soviética, era una esfera de aluminio de 58 centímetros de diámetro que llevaba cuatro antenas de 2,4 a 2,9 metros de longitud. El aparato contaba, además, con dos transmisores de radio. Los instrumentos y fuentes de energía eléctrica estaban alojadas en una cápsula y las emisiones se realizaron en grupos alternativos de 0,3 segundos de duración. El envío a tierra de la telemetría incluía datos de temperatura dentro y sobre la superficie de la esfera.

55 años del lanzamiento del Sputnik

Además, debido a que su cuerpo esférico estaba lleno de nitrógeno a presión, el satélite soviético dispuso de la primera oportunidad de detectar meteoritos, aunque no envió ningún dato sobre la presencia de alguno.

Fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), y orbitó la Tierra a una distancia de entre 938 kilóemtros en su apogeo y 214 kilómetros, en su perigeo. Su vuelta, el 3 de enero de 1958, se produjo después de haber completado alrededor de 1.400 órbitas a la Tierra, acumulando una distancia de viaje de, aproximadamente, unos 70 millones de kilómetros.

El Sputnik 1 fue el primero de varios satélites lanzados por la Unión Soviética durante su programa Sputnik, la mayoría de ellos con éxito. Le siguió el Sputnik 2, como el segundo satélite en órbita y también el primero en llevar a un animal a bordo, la perra Laika. El Sputnik 3 está considerado como uno de los “fracasos” de la agencia soviética, ya que, además el primer intento de lanzamiento no tuvo éxito y, cuando ya se encontraba en el espacio, su grabadora falló y no pudo medir la radiación de los cinturones de Van Allen.

El lanzamiento de Sputnik supuso el inicio de la guerra con Estados Unidos por ser líderes en el sector espacial. Cuando la Unión Soviética puso en órbita su primer satélite, los estadounidenses tenía preparado su aparato, el Explorer 1, pero su lanzamiento sufrió varios retrasos y no pudieron ponerlo en órbita hasta enero de 1958. A partir de ahí, ambas naciones intentaron superarse entre ellas en la exploración del espacio, culminando finalmente en el lanzamiento hacia la Luna del Apollo 11, el 16 de julio de 1969.

Exploración y conquista espacial

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Los soviéticos iniciaron la carrera a la Luna y llegaron a ella con sondas cada vez más perfeccionadas que liberaron en la superficie lunar autómatas teledirigidos para recoger muestras, realizar comprobaciones y recopilar datos e imágenes que enviaban a la Tierra.
Se trataba de los proyectos Luna y Zond, consistentes en 32 sondas equipadas con instrumentos cada vez más sofisticados que en 17 años permitieron trazar el mapa casi completo de la cara oculta de la Luna, recoger muestras de suelo lunar y realizar análisis químicos, así como descubrir el campo magnético lunar mediante comprobaciones específicas.
Ello implicaba dominar por completo la tecnología del alunizaje suave, de la técnica teledirigida y de la automatización, que permitió desarrollar numerosas actividades en vuelo y en la Luna.
Era un desafío que Estados Unidos no podía ignorar. El empeño en llevar seres humanos a la Luna se convirtió en una cuestión de honor nacional que requirió una inversión de 100.000 millones de dólares y el trabajo de más de 500.000 científicos y técnicos durante 15 años. Así, el programa Apolo convirtió a Estados Unidos en el único país que habría plantado una bandera en la Luna.
Pero el coste de poco más de 300 horas de paseos lunares y visitas a los cráteres en vehículos espciales fue muy superior. No hay que olvidar los costosos programas de sondas, como la Surveyor y la Lunar Orbiter, que practicaron reconocimientos preliminares minuciosos de la superficie lunar, o como los programas Mercury y Géminis, que de 1958 a 1962 desarrollaron la tecnología necesaria para el programa Apolo.
– El programa Mercury (393 millones de dólares y más de 2 millones de personas implicadas) llevó a los primeros norteamericanos a la órbita terrestre. Era el inicio de la solución de grandes problemas técnicos, como el del escudo térmico para el regreso, la estabilidad del cohete vector, el microclima de la cápsula, los trajes…
Sólo se lanzaba a un astronauta en cada ocasión, a poca distancia de la Tierra y durante poco tiempo.
– El programa Géminis (con más de 1.000 millones de dólares y el doble de equipo humano) organizó encuentros espaciales y las primeras salidas de la nave. Así se consolidaron las metodologías espaciales adquiridas.
¿Mereció la pena? Desde el punto de vista científico, no hay duda de que sí, y las protestas tuvieron que callar ante los numerosos avances en los campos más dispares, que han compensado el enorme esfuerzo.


Inicios de la conquista espacial

Conquista espacial - Astronauta

El planeta que vio Yuri Gagarin

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 12 de abril de 1961, el cosmonauta soviético Yuri Alexseyevich Gagarin se convirtió en el primer ser humano que contempló el planeta Tierra desde el espacio. Al comentar el panorama desde la órbita dijo: “El cielo es muy oscuro, la Tierra es azulada. Todo se ve muy claramente”.

Esta fotografía recientemente hecha desde la Estación Espacial Internacional. Es una vista impresionante del planeta de noche captada el 28 de marzo desde una altitud de 385 kilómetros. Cerca del centro de la imagen se ven las luces de Moscú (Rusia) y, a la izquierda, una de las estructuras de los paneles solares de la estación. A lo largo del horizonte ligeramente curvado hay una aurora y la luz solar deslumbrante.
Entre las estrellas que hay por encima del horizonte se distingue el cúmulo estelar de las Pléyades , inmerso en el resplandor de la aurora.

Click para ampliar
La Tierra, el planeta que observó Yuri Gagarin

La Meteorología en el Renacimiento

Categoría: Historia de la Astronomía, Meteorología | 1 Comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

En Europa, el estudio del tiempo quedó estancado desde la Edad Media hasta el advenimiento del Renacimiento, un verdadero resurgimiento intelectual y cultural que tuvo lugar en el siglo XV. Durante el Renacimiento se produjeron importantes avances tanto en la medición como en la comprensión científica de la meteorología. Leonardo da Vinci, que es quien mejor personifica el espíritu de la curiosidad y el experimento científicos, inventó diversos instrumentos meteorológicos, entre ellos uno para medir la humedad. Galileo Galilei desarrolló el termómetro y Evangelista Torricelli inventó el barómetro. Y el científico francés Blaise Pascal comprendió que los cambios en la presión atmosférica que medía el barómetro estaban relacionados con los cambios del tiempo, uno de los principios básicos de la meteorología.

UNA ÉPOCA DE DESCUBRIMIENTOS

En el Renacimiento no florecieron tan sólo el arte y la ciencia, sino también la exploración. En el año 1600, América ya figuraba en los mapas europeos, se había dado dos veces la vuelta al mundo y se habían establecido puertos comerciales lejos de Europa. Exploradores como Colón y Magallanes efectuaron los primeros registros regulares del tiempo y los descubrimientos de la época proporcionaron un mayor conocimiento de los vientos y las corrientes oceánicas.

GALILEO, UN PENSADOR PRÁCTICO

Galileo Galilei (1564-1642) lideró un resurgimiento del interés por la meteorología, la atmósfera y las estrellas que rodean la Tierra. Inventó el termómetro y, aunque no fue su inventor original, construyó el primer telescopio óptico capaz de estudiar los prodigios del cielo. Estaba convencido de que prácticamente todos los fenómenos naturales podían ser explicados científicamente, incluido el tiempo, y esta filosofía lo llevó a un agudo conflicto con la Iglesia.

Galileo

Retrato de Galileo

Retrato de Galileo, líder de la revolución científica en Italia. Enseñó a estudiantes que se convertirían en los líderes científicos de su tiempo, como Torricelli, Magiotti y Nardi.

El cielo un poco más cerca

Reconstrucción del telescopio de Galileo Galilei

Esta reconstrucción del telescopio de Galileo, que se exhibe en la ciudad italiana de Florencia, conmemora los últimos logros de una de las mentes científicas más brillantes del mundo.

El inventor Torricelli

Torricelli, inventor del barómetro

El italiano Evangelista Torricelli (1608-1647) inventó el barómetro al llenar un tubo de cristal con mercurio. En círculos científicos este tubo se conoce como «tubo de Torricelli».

Un hombre polifacético

Autorretrato de Leonardo Da Vinci

El famoso autorretrato de Leonardo da Vinci está fechado en 1512. La ciencia de Da Vinci se basaba en la observación detallada del mundo natural y en una comprensión intuitiva de sus reglas.

Ideas revolucionarias

Fresco de Galileo Galileo

Este fresco muestra a Galileo defendiendo la teoría copernicana sobre el Sistema Solar, que sugería que la Tierra giraba alrededor del Sol. Acusado de herejía, Galileo fue condenado a vivir bajo arresto domiciliario.

Dibujo de un torbellino por Leonardo Da Vinci

EL GENIO DE LEONARDO DA VINCI

El trabajo de Leonardo da Vinci (1452-1519), padre del Renacimiento, artista, científico e ingeniero, despertó un gran interés por desarrollar la comprensión de las fuerzas de la naturaleza, e incitó a muchos de sus
contemporáneos a continuar su labor. A la izquierda se puede ver un detalle de la espiral de un torbellino. Leonardo fue pionero en el estudio de ópticas atmosféricas e inventó numerosas máquinas, precursoras de muchos aparatos modernos. Vivió la mayor parte de su vida en Florencia, centro de la investigación científica durante y después del Renacimiento. En los diez años comprendidos entre 1657 y 1667, los científicos de la Accademia del Cimento (Academia de los Experimentos) desarrollaron y perfeccionaron diversos instrumentos para registrar el tiempo.

La supernova de Tycho Brahe

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tycho Brahe realizó un gran descubrimiento que echó por tierra algunas de las concepciones astronómicas más antiguas.
En 1572 observó uno de los acontecimientos celestes más importantes que se pueden registrar: la aparición en el cielo de una estrella nueva muy brillante en la constelación de Casiopea, cuyo brillo declinó rápidamente en el transcurso de poco más de un año (hoy sabemos que se trataba de la explosión de una estrella, una supernova). Ésta fue una experiencia análoga a la que tuvo Hiparco en el año 134 a. C. con el descubrimiento de una nova en la constelación del Escorpión. La «nueva estrella» detectada por Tycho era más brillante que Venus y por su falta de movimiento con respecto a las estrellas presumió que había aparecido mucho más allá de las supuestas esferas en las que se encontraban los planetas. Tycho publicó un libro entero, De Nova Stella, sobre las observaciones de la posición y cambios de brillo de esta nueva estrella, atribuyendo su formación a materia celeste no muy distinta a la de las demás estrellas de duración más permanente, aunque esa materia debía de ser menos perfecta o de menor solidez, razón por la cual se habría extinguido en tan poco tiempo.
La materia la habría tomado de la Vía Láctea (Casiopea se encuentra cerca de la Vía Láctea), región del cielo que hasta la aparición del telescopio se pensaba que era de carácter exclusivamente nebular.

– Como podemos ver en la siguiente imagen, la estrella está dibujada y representada por la letra “I” donde se lee perfectamente en las anotaciones de Tycho las palabras “Nova Stella”.

Dibujo de la Supernova de Tycho Brahe en 1572

9 pages