Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA



  





Ciudades de estrellas
Cúmulo globular

Quásar y galaxia compañera
Quásar y galaxia compañera

Urano
Urano y sus anillos


Buscar entre los 1174 artículos de la web



El cometa de 1577

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tabloide contemporáneo en el que se representa el brillante cometa que atravesó el cielo en 1577, desde la constelación de Sagitario (a la derecha) hasta Pegaso (el caballo volador, a la izquierda), pasando por el Delfín.
A medida que el cometa se aleja, su cola se encoge.


cometa-1577

Cometa Donati en el año 1858

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Os traigo un grabado de finales del siglo XIX sobre el hermoso cometa Donati, que fue visto en toda Europa en 1858. La escena muestra el cometa en la ciudad de París coronando la iglesia de Notre Dame con sus dos grandes colas, que le hicieron merecedor del apelativo “La Espiga de Oro”.
Se le considera uno de los cometas más bellos de la historia.

cometa-donati-1858

Representación artística de los movimientos planetarios

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Los movimientos planetarios y la mecánica celeste han sido objeto de discusión durante siglos, y por ello siempre fueron motivo de las representaciones artísticas vinculadas a la astronomía, como la de este antiguo grabado.

Mecánica celeste y representación de los movimientos planetarios.

Mecánica celeste y representación de los movimientos planetarios.

Se cumplen 55 años del lanzamiento del Sputnik

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 4 de octubre de 1957 se lanzó el primer satélite artificial de la historia, el Sputnik. Su misión, que tuvo una duración de tres meses, consistía en obtener información de las capas de alta intensidad de la atmósfera y la propagación de ondas de radio en la ionosfera.

El Sputnik 1, desarrollado en la Unión Soviética, era una esfera de aluminio de 58 centímetros de diámetro que llevaba cuatro antenas de 2,4 a 2,9 metros de longitud. El aparato contaba, además, con dos transmisores de radio. Los instrumentos y fuentes de energía eléctrica estaban alojadas en una cápsula y las emisiones se realizaron en grupos alternativos de 0,3 segundos de duración. El envío a tierra de la telemetría incluía datos de temperatura dentro y sobre la superficie de la esfera.

55 años del lanzamiento del Sputnik

Además, debido a que su cuerpo esférico estaba lleno de nitrógeno a presión, el satélite soviético dispuso de la primera oportunidad de detectar meteoritos, aunque no envió ningún dato sobre la presencia de alguno.

Fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), y orbitó la Tierra a una distancia de entre 938 kilóemtros en su apogeo y 214 kilómetros, en su perigeo. Su vuelta, el 3 de enero de 1958, se produjo después de haber completado alrededor de 1.400 órbitas a la Tierra, acumulando una distancia de viaje de, aproximadamente, unos 70 millones de kilómetros.

El Sputnik 1 fue el primero de varios satélites lanzados por la Unión Soviética durante su programa Sputnik, la mayoría de ellos con éxito. Le siguió el Sputnik 2, como el segundo satélite en órbita y también el primero en llevar a un animal a bordo, la perra Laika. El Sputnik 3 está considerado como uno de los “fracasos” de la agencia soviética, ya que, además el primer intento de lanzamiento no tuvo éxito y, cuando ya se encontraba en el espacio, su grabadora falló y no pudo medir la radiación de los cinturones de Van Allen.

El lanzamiento de Sputnik supuso el inicio de la guerra con Estados Unidos por ser líderes en el sector espacial. Cuando la Unión Soviética puso en órbita su primer satélite, los estadounidenses tenía preparado su aparato, el Explorer 1, pero su lanzamiento sufrió varios retrasos y no pudieron ponerlo en órbita hasta enero de 1958. A partir de ahí, ambas naciones intentaron superarse entre ellas en la exploración del espacio, culminando finalmente en el lanzamiento hacia la Luna del Apollo 11, el 16 de julio de 1969.

Exploración y conquista espacial

Categoría: Historia de la Astronomía | Dejar un comentario »

Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Los soviéticos iniciaron la carrera a la Luna y llegaron a ella con sondas cada vez más perfeccionadas que liberaron en la superficie lunar autómatas teledirigidos para recoger muestras, realizar comprobaciones y recopilar datos e imágenes que enviaban a la Tierra.
Se trataba de los proyectos Luna y Zond, consistentes en 32 sondas equipadas con instrumentos cada vez más sofisticados que en 17 años permitieron trazar el mapa casi completo de la cara oculta de la Luna, recoger muestras de suelo lunar y realizar análisis químicos, así como descubrir el campo magnético lunar mediante comprobaciones específicas.
Ello implicaba dominar por completo la tecnología del alunizaje suave, de la técnica teledirigida y de la automatización, que permitió desarrollar numerosas actividades en vuelo y en la Luna.
Era un desafío que Estados Unidos no podía ignorar. El empeño en llevar seres humanos a la Luna se convirtió en una cuestión de honor nacional que requirió una inversión de 100.000 millones de dólares y el trabajo de más de 500.000 científicos y técnicos durante 15 años. Así, el programa Apolo convirtió a Estados Unidos en el único país que habría plantado una bandera en la Luna.
Pero el coste de poco más de 300 horas de paseos lunares y visitas a los cráteres en vehículos espciales fue muy superior. No hay que olvidar los costosos programas de sondas, como la Surveyor y la Lunar Orbiter, que practicaron reconocimientos preliminares minuciosos de la superficie lunar, o como los programas Mercury y Géminis, que de 1958 a 1962 desarrollaron la tecnología necesaria para el programa Apolo.
– El programa Mercury (393 millones de dólares y más de 2 millones de personas implicadas) llevó a los primeros norteamericanos a la órbita terrestre. Era el inicio de la solución de grandes problemas técnicos, como el del escudo térmico para el regreso, la estabilidad del cohete vector, el microclima de la cápsula, los trajes…
Sólo se lanzaba a un astronauta en cada ocasión, a poca distancia de la Tierra y durante poco tiempo.
– El programa Géminis (con más de 1.000 millones de dólares y el doble de equipo humano) organizó encuentros espaciales y las primeras salidas de la nave. Así se consolidaron las metodologías espaciales adquiridas.
¿Mereció la pena? Desde el punto de vista científico, no hay duda de que sí, y las protestas tuvieron que callar ante los numerosos avances en los campos más dispares, que han compensado el enorme esfuerzo.


Inicios de la conquista espacial

Conquista espacial - Astronauta

9 pages