Experimento de astronomía 5: Fotografiar el movimiento aparente del cielo

El movimiento aparente del cielo que hemos observado en el experimento 4 puede ser fotografiado fácilmente con resultados siempre interesantes.

Fundamento

Fotografiar el cielo requiere algo de material y algunas precauciones. Los aparatos argénticos más recientes utilizan la mayoría de ellos la pila que llevan incorporada para poner en marcha el obturador, pero se corre el riesgo de que se descargue totalmente con una hora de exposición. Para saber si le sucede esto a vuestro aparato, es necesario quitar la pila y probar la exposición de tipo B. Es posible encontrar también aparatos reflex de suficiente calidad muy baratos, por algunas decenas de euros. Finalmente, algunos aparatos numéricos permiten también realizar exposiciones largas.

Material

– Trípode
– Disparador flexible con bloqueo
– Cámara de fotos argénica o numérica con exposición de tipo B

Cámara argénica para fotografiar el cielo

Experimento

– Monta el trípode y acopla el aparato con el disparador flexible. A continuación, enfoca por ejemplo en dirección norte, hacia la Estrella Polar.
– Retira el ocultador y ajusta la nitidez hasta el infinito. Generalmente, se elige la abertura máxima, pero si cierras uno o dos diafragmas, aumenta la calidad óptica.
– Dispara y anota la hora exacta de comienzo de la exposición. No debes de olvidar bloquear el disparador flexible.
– Durante toda la exposición cuida de que no haya ninguna luz encendida. Puedes utilizar una luz roja para mirar la hora de vez en cuando.
– Vuelve a cerrar el obturador pasada una media hora, una hora o más.

Click para ampliar
Fotografiando el cielo nocturno con diferentes tiempos de exposición

Resultados

En una hora, todas las estrellas se han desplazado girando alrededor de la Polar y han trazado varios arcos de círculo en la fotografía (fig. 2). Podemos aprovechar para reconocer las constelaciones aquí visibles: colocamos un papel de calco sobre la foto y señalamos la posición de las estrellas más brillantes al comienzo de la exposición.
Deberíamos ver aparecer un cazo al revés (arriba a la derecha). Partiendo de la Osa Mayor, podemos localizar la Estrella Polar (¿como localizarla?) y comprobar que efectivamente se trata de la estrella fija.
En la fotografía 3 se ha depositado vaho en el objetivo durante la exposición. Al principio las estrellas aparecían nítidas, después se han vuelto borrosas y menos luminosas. Esto nos permite comprobar que las estrellas giran alrededor de la Estrella Polar en sentido contrario a las agujas del reloj. Para evitar este problema, podemos colocar un papel secante alrededor del objetivo evitando que se vea en la foto.
En una fotografía de una hora de exposición (fig. 4) podemos ver los colores de las estrellas. Para lograrlo, hay que diafragmar ligeramente el objetivo con el fin de evitar saturar la película. Es posible reconocer la constelación de Casiopea arriba a la izquierda y la de Andromeda abajo.
En una fotografía de 10 horas de exposición (fig. 5), las estrellas están cerca de completar media vuelta alrededor de la Polar.
Pero el fondo de cielo es claro. Podríamos conseguir una vuelta completa si fuéramos al polo Norte durante la noche polar y realizáramos una exposición de 24 horas.

One thought on “Experimento de astronomía 5: Fotografiar el movimiento aparente del cielo”

  1. no entiendo nada pero gracias por ayudarme en este problema tan grande si no uviera desaprovado jajajaja no de verdad

Comments are closed.