El calendario solar egipcio

Al faraón se le atribuían poderes divinos y, al igual que en Mesopotamia, los sacerdotes egipcios también tenían un gran poder en la sociedad debido a su capacidad de predicción de los fenómenos celestes. A diferencia de los pueblos mesopotámicos, los egipcios comprendieron que debían basar su calendario anual en el movimiento del Sol, y no en el de la Luna. Este nuevo tipo de calendario era mucho más eficaz y práctico.
Hace ya más de 4.500 años los sacerdotes egipcios habían elaborado un calendario solar de 365 días, dividido en 12 meses de 30 días cada uno, más cinco días adicionales por año que se añadían al final. Cada mes lo dividían en tres semanas de diez días. Para diseñar este calendario, aunque no se sabe con seguridad, pudieron utilizar observaciones solsticiales. Este calendario todavía presentaba el problema de que, al ser la duración real del año un poco mayor, cada cuatro años el calendario se retrasaba un día.

Haz clic para ver la imagen a tamaño completo

Calendario solar egipcio

Ver también: El cosmos egipcio