Apolo 5

Apolo 5Fue un vuelo sin tripulantes de las misiones pertenecientes al programa Apolo.
Lanzado el 9 de noviembre de 1967, utilizó un lanzador Saturno V como vehículo impulsor, cuya tercera fase iba a ser puesta en marcha, después de permanecer parada en órbita de aparcamiento e ingravidez, para conducir la nave espacial a un punto máximo de alejamiento de la Tierra de 18.340 km.

Se activó entonces el motor del módulo de mando para que la cápsula alcanzase al regresar una velocidad de 40.000 km/h, la misma que debería llevar al penetrar en la atmósfera terrestre y probar los sistemas de protección térmico. El vuelo fue un éxito técnico. Pero no tuvo ningún impacto importante sobre la sociedad.