Juan Miguel González Mármol presenta astroyciencia.com: Astronomía y ciencia.






La Luna

Imagen actualizada por la USNO
El Sol

Imagen actualizada por la NASA



  





Vídeo Time-Lapse desde el desierto de Atacama
time-lapse

Perigeo y Apogeo de la Luna
Perigeo y Apogeo Lunar

El interior del Sol
Capas del Sol


Buscar entre los 1184 artículos de la web



Imágenes de la Tierra 24: Desierto de los Emiratos Árabes Unidos

Categoría: Planeta Tierra | Comentarios desactivados en Imágenes de la Tierra 24: Desierto de los Emiratos Árabes Unidos
Tags:
Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Esta vista aérea del territorio desértico del campo petrolífero de Bu Hasa, en los Emiratos Árabes Unidos, muestra una zona de dunas de arena y la columna de humo producida por la llama de un pozo petrolífero (arriba en el centro). Estas llamas se encienden deliberadamente para quemar ms gases de interés comercial de los yacimientos petrolíferos. El petróleo es un combustible fósil procedente de los residuos enterrados de plantas y animales que se han convertido en petróleo tras pasar millones de años en unas condiciones geológicas determinadas. El petróleo,
al igual que el carbón y el gas natural, es una energía no renovable. Se espera que los yacimientos de petróleo del emirato de Abu Dhabi, que contienen la décima parte de las reserves mundiales, duren hasta finales del siglo XXI.

Haz click en la imagen para verla a tamaño completo
desierto-emiratos-arabes

Viaje al corazón de la Tierra [Documental]

Categoría: Planeta Tierra | Comentarios desactivados en Viaje al corazón de la Tierra [Documental]
Tags:
Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

national-geographic

Hoy os quiero presentar uno de los documentales que más me han gustado sobre nuestro planeta Tierra.

Este documental de National Geographic nos descubre el viaje al corazón de nuestro planeta. Descubrir su interior nos ayudará a comprender como se formó y como ha ido evolucionando a lo largo de millones de años.

Aprenderemos a que profundidad se crean los diferentes tipos de minerales y mediante un entorno recreado con ordenador, podremos imaginar como es el mismísimo centro de la Tierra.

¡Disfrutadlo!

¿De donde procede nuestro conocimiento del interior de la Tierra?

Categoría: Planeta Tierra | Comentarios desactivados en ¿De donde procede nuestro conocimiento del interior de la Tierra?
Tags:
Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

materiales-interior-tierra

La mayor parte de nuestro conocimiento del interior de la Tierra procede de monitorizar las ondas sísmicas.

Cada vez que se produce un seísmo, las ondas se mueven hacia fuera a través de las rocas en las que se produce. Las ondas de este tipo reciben el nombre de ondas sísmicas. Algunas de estas ondas viajan a través del interior de la Tierra y pueden ser detectadas por laboratorios convenientemente equipados en toda la superficie de la Tierra. A través de las localizaciones superficiales y del tiempo que necesitan para llegar hasta allí, los científicos pueden obtener una idea bastante buena de las propiedades de los materiales a través de los cuales se propagan las ondas. La mayor parte de la estructura general de la Tierra ha sido deducida de este tipo de datos.

También os acompaño en el artículo un vídeo explicativo sobre las ondas sísmicas explicadas paso a paso.

¿De donde vino el agua de la Tierra?

Categoría: Grandes Preguntas, Planeta Tierra | 2 Comentarios »
Tags:
Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Científicos afirman que probablemente llegó desde el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

Hace mucho tiempo que los científicos empezaron a preguntarse por el origen del agua de la Tierra. Y hasta ahora la versión oficial sostenía que los elementos volátiles (como por ejemplo el hidrógeno, el nitrógeno o el carbono), e incluso la primera materia orgánica, llegaron hasta aquí desde el exterior, aportados por cometas y por una clase de meteoritos de origen muy antiguo, las condritas carbonáceas. Ambas clases de objetos se formaron más allá de la órbita de Júpiter y “migraron” después hacia el interior del Sistema Solar. Ahora, un nuevo estudio acaba de revelar que no fue así.

Por supuesto, determinar con exactitud de dónde proceden estos elementos esenciales significa ser capaces de comprender cómo llegó el agua, y la vida, hasta la Tierra. Ahora, un grupo de investigadores del Instituto Carnegie de Washington acaba de publicar en Science un artículo según el cual el agua que hay en nuestro planeta no es la misma que se distribuyó, en forma de hielo, por todo el Sistema Solar en los tiempos de su formación, sino que llegó mucho después. Y no a bordo de lejanos cometas procedentes de los confines del SIstema Solar, sino de mucho más cerca: del cinturón de asteroides que hay en el entre Marte y Júpiter.

Para Conel Alexander, investigador principal del estudio, una gran cantidad de agua helada se repartió por todo el Sistema Solar primitivo, pero ese hielo nunca formó parte de los materiales que se agregaron para formar la Tierra. Ese hielo primitivo puede encontrarse hoy en objetos como cometas o las ya citadas condritas carbonáceas. Pero su análisis demuestra, según los investigadores, que los dos tipos de objetos no nacieron más allá de la órbita de Júpiter, como se creía, sino en dos zonas muy alejadas. Los cometas se formaron en las regiones externas del Sistema Solar. Las condritas carbonáceas lo hicieron mucho más cerca.

Alexander logró establecer esta diferencia calculando la proporción de deuterio (un isótopo del hidrógeno) contenido por el agua helada de 85 condritas carbonáceas. Cuanto más lejos del Sol se ha formado un objeto, más deuterio contiene. Y si los cometas y las condritas carbonáceas se formaron en el mismo lugar, su hielo debería contener la misma, o parecida, cantidad de deuterio. Pero no es así.

El hielo de los meteoritos analizados contiene mucho menos deuterio que el de los cometas, lo cual sugiere que los éstos últimos se formaron mucho más lejos del Sol. Un resultado que, además, contradice los modelos más aceptados sobre la forma en que el Sistema Solar adquirió su arquitectura actual.

Para Alexander, el contenido de deuterio de las condritas carbonáceas indica que estos meteoritos debieron formarse mucho más cerca del Sol que los cometas. En concreto, en el cinturón de asteroides, el gran anillo de rocas que se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter. Y es de ahí, sugiere el estudio, de donde procede precisamente el agua de la Tierra. Alexander está convencido de que los resultados de su investigación obligarán a revisar las teorías actuales y contribuirán, de paso, a resolver un buen puñado de cuestiones que hasta ahora se habían resistido a la Ciencia.

Hallan el cráter de impacto más antiguo de la Tierra

Categoría: Noticias, Planeta Tierra | Comentarios desactivados en Hallan el cráter de impacto más antiguo de la Tierra
Tags:
Publicado por Juan Miguel


Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tiene 3.000 millones de años, un centenar de kilómetros de diámetro y se encuentra en Groenlandia.

Un equipo internacional de científicos ha descubierto en Groenlandia un cráter de 100 km de diámetro provocado por el impacto de un asteroide o un cometa hace 3.000 millones de años, mil millones de años antes que cualquier otra colisión conocida en la Tierra. Es el más antiguo descubierto jamás en nuestro planeta.

Los espectaculares cráteres de la Luna fueron formados por los impactos de asteroides y cometas hace entre 3.000 y 4.000 millones de años. La Tierra primitiva, con una masa mayor, debió de experimentar aún más colisiones en esa época, pero las evidencias de los bombardeos han desparecido por la erosión o han quedado cubiertas por rocas más jóvenes. El cráter más antiguo conocido previamente en la Tierra se formó hace 2.000 millones y las posibilidades de encontrar un impacto aún más antiguo se consideraban muy escasas.

Recreación del impacto sobre Groenlandia

Sin embargo, un equipo de científicos de la Universidad de Cardiff en Gales, el Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia (GEUS) en Copenhague, la Universidad de Lund en Suecia y el Instituto de Ciencia Planetaria en Moscú ha descubierto los restos de un impacto gigante de 3.000 millones años cerca de la región de Maniitsoq, al oeste de Groenlandia.

Situación del cráter en  Groenlandia

En busca de níquel y platino

«Este descubrimiento significa que podemos estudiar los efectos de la formación de cráteres en la Tierra cerca de mil millones de años más atrás en el tiempo de lo que hasta ahora se creía posible», afirma el investigador Iain McDonald, de Cardiff.

Encontrar evidencias del golpetazo no fue fácil, ya que el cráter no ha permanecido hasta nuestros días. Durante tanto tiempo, la tierra se ha erosionado hacia abajo para mostrar la corteza más profunda 25 kilómetros por debajo de la superficie original. Todas las partes externas de la estructura de impacto se han eliminado, pero los efectos del intenso choque han penetrado profundamente en la corteza -mucho más profundo que en cualquier otro cráter conocido- y siguen siendo visibles. Para reunir las evidencias clave, los científicos han trabajado durante tres años. «El proceso fue como una historia de Sherlock Holmes», dice McDonald.

Sólo alrededor de 180 cráteres de impacto han sido descubiertos en la Tierra. El cráter más grande y antiguo conocido antes de este estudio es el de Vredefort en Sudáfrica, de 300 km de anchura y 2.000 millones de años de antigüedad. Está extremadamente erosionado.

La industria minera está muy interesada en este tipo de cráteres, ya que el 30% de ellos contienen importantes recursos naturales de minerales, petróleo y gas. Una compañía canadiense está interesada en la zona de Maniitsoq en busca de yacimientos de níquel y platino.

23 pages