Historia de la constelación del Delfín

La constelación del Delfín, conocida como una de las constelaciones menores, y es por lo tanto difícil de localizar. Aunque en el cielo nocturno, siempre que se tenga localizada alguna de las constelaciones mayores, nos resultará algo más comodo enlazar unas con otras, y por lo tanto poder visualizar la gran mayoría de ellas.
El Delfín nada al este de la luminosa estrella Altair de la cosntelacion del Águila. Como se encuentra justo en el ecuador, es visible desde cualquier parte del mundo excepto desde la Antártida. Esta pequeña constelación al igual que todas las demás tiene un punto álgido donde resulta mas fácil de localizar, en el caso del Delfín se trata del 31 de julio.

Sus estrellas mas importantes se llaman “Sualocin” y “Rotanev“. Como detalle curioso con los nombres de estas estrellas, cabe destacar que si se le da la vuelta a la palabra forma el nombre de “Nocolaus Venator”, que fue un assitente del observatorio de Palermo en 1814.

Sualocin” “Rotanev” = Nicolaus Venator
 

Historia mitológica de la constelaciónPara los griegos, el delfín era el pez sagrado. En la india, estas estrellas eran portadoras de fortuna y se asociaban con la marsopa. En los primeros registros árabes se les llama “piedras preciosas”, aunque después adoptaron el delfín de los griegos. El rombo formado por sus estrellas principales recibe el nombre de Sarcófago de Job.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Historia de la constelación del Delfín puedes visitar la categoría Constelaciones.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir