Experimento de astronomía 3: Crear un compás astronómico

Índice

Los mapas del cielo indican las posiciones de las constelaciones con respecto a otras, pero no incluyen escala. Si queremos orientarnos en la bóveda celeste, es necesario además conocer la distancia entre las constelaciones vistas por un observador terrestre y saber situar y medir un ángulo en el cielo.

Fundamento

Para medir los ángulos en el cielo el método más simple consiste en utilizar nuestras manos (imagen 1). Con el brazo extendido delante de nosotros, una mano abierta corresponde aproximadamente a 20°, el puño cerrado a 1O°, el largo del pulgar a 2°.

Medir el cielo con las manos

Por ejemplo, partiendo de la Osa Mayor, podremos localizar con ayuda de este método las constelaciones de la imagen 2. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en función de la hora y la fecha no son visibles todas las constelaciones. En nuestras latitudes, el período más favorable para observar Leo es entre febrero y junio, primavera y verano para ver Arturo, entre noviembre y mayo para Géminis, y entre junio y diciembre para el Triángulo de verano. La Osa Mayor y Casiopea están siempre visibles.
Pero este método no es muy preciso, puesto que el ángulo depende de la talla de la mano y del largo del brazo. El compás astronómico es mucho más exacto. Además, puede servir para dibujar una constelación o un grupo de constelaciones.

Clic para ampliar
Distancias angulares entre las constelaciones

Material

– Encuadernador
– Cartulina (20 cm X 10 cm)
– Tijeras
– Pegamento

Construcción

– Reproduce las dos tiras (1) en una hoja de cartón. Recórtalas y dobla por la línea de puntos.
– Perfora los dos orificios y une las dos tiras con un encuadernador (2). Puedes construir este compás astronómico también en madera, eliminando las dos tiras que hay que doblar.

Plantilla para construir un compás astronómico

Utilización

EI compás astronómico permite localizar con exactitud dos estrellas y determinar su distancia angular: por ejemplo, si localizamos Benetnash, en la Osa Mayor, y Arturo, en el Boyero, podemos comprobar con un transportador que el ancho del compás equivale a 30°, tal como indica la figura 2.
El compás astronómico permite también dibujar una constelación o un conjunto de estrellas. En este caso, medimos la distancia entre las distintas estrellas y la representamos e una hoja. En la imagen 3, podemos verla aplicación practica de este método referido al Triángulo de verano.
Sin embargo, dicho método sólo permite representar pequeñas partes del cielo, ya que por encima de éstas, las deformaciones entre la bóveda celeste esférica y la hoja de papel plano serían considerables.

Utilización del Compás astronómico

Imagen 3. Método para dibujar el Triángulo de verano con el compás astronómico. a. Medimos la distancia entre Deneb y Altair. b. En una hoja, trazamos dos estrellas a esta misma distancia. c. Medimos la distancia entre Vega y Altair. d. Partiendo de esta distancia, trazamos un arco de circunferencia cuyo centro sea Altair. e. Medimos la distancia entre Deneb y Vega. f. Partiendo de esta distancia, trazamos un arco de circunferencia cuyo centro sea Deneb: de este modo obtenemos la localización de Vega.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Experimento de astronomía 3: Crear un compás astronómico puedes visitar la categoría Experimentos de astronomía.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir