Guía para observar y reconocer los planetas

Cuando la bóveda celeste ya le resulte más familiar. Imagine cuál será su sorpresa cuando descubra de repente una estrella brillante que no conocía, en una región donde sabe perfectamente que no existe ninguna. Pues bien, lo que sucede es que ha encontrado un planeta.

Los planetas, nómadas del cielo

La posición de unas estrellas con respecto a otras es estable. Los caldeos y los egipcios ya veían la Osa Mayor, Orión y las Pléyades hace 4000 años. El aspecto de las constelaciones es estable, ya que las estrellas parecen estar fijas en la esfera imaginaria sobre Ia que las colocamos.
Asimismo, existen astros móviles, a veces visibles y, en otras ocasiones invisibles, que se desplazan por delante de la inmutable tela de fondo de la bóveda celeste.
En la Antigüedad recibieron el nombre de «planetas», que significa «errantes»

En la siguiente imagen se puede observar una conjunción entre La Luna, Mercurio (pequeño punto encima de la luna), Venus y Júpiter.

Guía para observar y reconocer planetas

De una constelación a otra

Tras localizar a Marte, conviene observarlo durante varias semanas seguidas para comprobar que se desplaza poco a poco a través de la constelación en la que se encuentra, como si pasara entre las estrellas. Los planetas se mueven así que es posible encontrarlos en cualquier constelación. Sin embargo, los primeros astrónomos de la Antigüedad habían observado que los planetas nunca salían de las 12 constelaciones del zodíaco que forman una especie de cinturón de estrellas alrededor del cielo.

Brillo aparente y distancia

El brillo aparente de los planetas depende de la distancia que los separa de la Tierra y del Sol, así como de sus dimensiones y de su poder reflectante. Venus, por ejemplo, es el planeta más brillante, debido a que se encuentra muy cerca de la Tierra y del Sol ya que sólo es visible la superficie superior de sus nubes deslumbrantes.
De los ocho planetas principales que giran, como la Tierra, alrededor del SoI, cinco se pueden observar fácilmente a simple vista. Son, deI más cercano al Sol al más alejado: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

Los planetas, otras tierras; las estrellas, otros soles

Esos puntos luminosos que vagan entre las estrellas no brillan por si solos, sino que reflejan la luz del Sol,del mismo modo que ocurre con la Luna. Condensan en un solo punto toda la luz recibida por unos discos inmensos. Los planetas son otras «tierras del cielo» que forman parte de la familia del Sol, lo que los astrónomos denominan el «sistema solar». Las estrellas, por el contrario, son otros soles, enormes esferas de gas a temperaturas elevadísimas y que brillan con luz propia.

¿Cómo se pueden reconocer los planetas entre las estrellas?

Es muy sencillo. Las estrellas brillan con luz propia; en cambio, los planetas no. Las estrellas parecen puntos infinitamente pequeños y su luz parpadea, modificada por la turbulencia atmosférica, entre 10 y 20 veces por segundo. Por el contrario, los planetas, por su cercanía, parecen discos de pequeñas dimensiones, y el haz luminoso que nos devuelven está formado por la suma de una multitud de rayos que emanan de una superficie bastante cercana a nosotros. Su brillo es estable, salvo cerca del horizonte, cuando la atmósfera terrestre se encuentra muy perturbada.

Un disco pequeño

Para comprender mejor qué es un planeta, se puede determinar el momento más favorable para observar a Júpiter, y enfocar el telescopio, bien fijado sobre un trípode, hacia este planeta dé brillo tan intenso.
Si el instrumento utilizado tiene un aumento 30 veces superior, Júpiter se verá del mismo tamaño que la Luna a simple vista.
Este pequeño disco sólo brilla porque refleja la luz solar. También es posible observar, muy cerca de Júpiter, cuatro astros minúsculos que, generalmente, se encuentran alineados en el centro del planeta. Se trata de las lunas galileanas, que fueron descubiertas por GaIiIeo en el año 1610.
Todos los planetas brillantes tienen forma de disco. ¿Por qué? Porque se hallan muchos millones de veces más cerca de nosotros que las estrellas.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Guía para observar y reconocer los planetas puedes visitar la categoría Guías y planisferios.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir