La atormentada Luna

El elevadísimo número de cráteres que cubren la Luna nos recuerda que la historia temprana de nuestro satélite fue muy violenta. Las cicatrices se conservan porque en la Luna no se producen procesos que, como lo erosión, puedan reciclar la corteza.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La atormentada Luna puedes visitar la categoría La Luna.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir